Mundo de los Microbios
El Mundo de los Microbios es un programa educativo que consta de PodCasts semanales dirigidos a mejorar la comprension y apreciacion del rol vital que los microorganismos juegan en nuestro planeta y promover la microbiologia. El Mundo de los Microbios produce 52 programas unicos anualmente que resaltan los procesos de descubrimiento, cambios historicos en la investigacion, asi como una variedad de carreras cientificas en la industria, academia y el gobierno. Cada episodio de PodCast incluye segmentos con cientificos de vanguardia y es revisado por un panel de cientificos con peritaje en diferentes campos de investigacion para asegurar la confiabilidad del contenido.

A continuación: comunidades microbianas en la zona de permafrost del polo norte; la miel de manuka como inhibidor del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA); el MRSA en lugares públicos; y biorreactores en la tierra.

Comunidades microbianas en la zona de permafrost del polo norte

Puede que Canadá no se parezca al espacio exterior pero su región norte congelada tiene algunas cosas en común con Marte. Actualmente los científicos están aprovechando las similitudes entre Marte y el ártico canadiense para estudiar qué clase de vida podría existir en el planeta rojo.

Tullis Onstott, profesor de la Universidad de Princeton, estudia las comunidades de microorganismos que viven bajo la superficie del ártico. Él y su grupo están investigando rocas y agua de las profundidades para ver qué clase de microbios sobreviven en este ambiente extremo.

Onstott dice que el azufre parece ser una importante moneda metabólica en los ambientes profundos y fríos, suministrando una pista de lo que podría ser biológicamente importante en Marte.

En el futuro, indica Onstott, su laboratorio examinará los mecanismos por los que estos microbios árticos intercambian el azufre entre sí para producir energía.

La miel de manuka como inhibidor del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA)

La miel ha sido utilizada desde la antigüedad para curar las heridas. Pero ahora una clase particular ha superado pruebas científicas rigurosas y demostrado su capacidad como agente antimicrobiano.

Rose Cooper, profesora del Institute Cardiff de la Universidad de Gales, dice que se denomina miel de manuka por el arbusto de cuyas flores comen las abejas que la producen.
Cooper explica que el arbusto crece muy bien en Nueva Zelanda, tan bien que en cierta medida era una molestia. Pero eso fue antes de que se hallaran los beneficios de la miel de manuka.

La microbióloga Cooper y su colaboradora, la estudiante de posgrado Rowena Jenkins, han descubierto que la miel de manuka parece bloquear la división celular del rebelde y peligroso microbio conocido como MRSA o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina. La miel ha sido ya incorporada a vendajes y pomadas para tratar infecciones de piel por MRSA.

Cooper comenta que esta clase de preparaciones para cuidar heridas ha estado disponible en el Reino Unido desde hace más de tres años, y que en algunos casos han tenido éxito erradicando de las heridas el MRSA.

Ella y su colaboradora Jenkins piensan proseguir con sus estudios para averiguar exactamente cuál de los seiscientos compuestos de la miel de manuka le confiere tanto poder para combatir los microorganismos.

El MRSA en lugares públicos

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina ha recibido gran atención últimamente, y por una buena razón. En los Estados Unidos cada año se tratan a cerca de trescientas mil personas infectadas de MRSA y casi una de veinte muere. Jonathan Sexton, posgraduado de la Universidad de Arizona en Tucson, cuenta como él y sus colaboradores buscaron el MRSA en superficies que pudieran transmitir los patógenos al hombre.

Explica que utilizó escobillones estériles para recoger muestras de despachos, aviones, trenes, autobuses, aseos públicos y casi todo aquello con lo que la gente suele tener contacto.

Afirma que analizó más de dos mil quinientas muestras, encontrando MRSA en todos los metros, autobuses, trenes y aviones que sometió a ensayo.

En los despachos, los ordenadores y teléfonos fueron los lugares y objetos portadores más frecuentes del MRSA. Según Sexton, estos resultados resaltan la necesidad de ser cuidadosos con la higiene. Lave sus manos a menudo y vigile la limpieza de las superficies del hogar que toque a menudo, tales como teclados, teléfonos y picaportes.

Biorreactores en la tierra.

Si eres como la mayoría de la gente no le darás mayor importancia a la tierra. Sin embargo el suelo es algo más que un terreno sobre el que caminar; es también un ecosistema vivo que respira, rebosante de microorganismos que están realizando algunas tareas cruciales para la vida del planeta.

Peter Groffman es un investigador senior del instituto para estudios de ecosistemas en Millbrook, New York. Dice que los microbios del suelo degradan la materia orgánica – hojas muertas, animales muertos y otros materiales que caen en la tierra.

Afirma que esto es algo fundamental porque si no el mundo se llenaría de materia orgánica. Los microorganismos del suelo descomponen y reciclan los nutrientes que se encuentran en ella.

Destaca que los microbios del suelo forman ecosistemas complejos con diferentes clases de bacterias, predadores microbianos e incluso virus, y las diferentes clases de microorganismos influyen en la comunidad por distintos mecanismos.

Pero señala que a los científicos no les interesa un seguimiento  pormenorizado de todos los microorganismos del suelo. A menudo es suficiente con determinar sólo lo que entra y sale del suelo, tratando a las comunidades complejas de microbios del suelo como si fueran biorreactores caja-negra, que incorporan materia orgánica y producen dióxido de carbono y nutrientes.



Direct download: MdlM74.mp3
Category:general -- posted at: 10:23am PST

A continuación: alucinaciones producidas por antifúngicos; probióticos y Escherichia coli; biología sintética; y esponjas oceánicas.

Alucinaciones producidas por antifúngicos

El fármaco variconazol es un compuesto ampliamente utilizado para combatir infecciones fúngicas que tienden a padecer personas con el sistema inmune debilitado. Actualmente un equipo de las National Institutes of Health (NIH) informa de un hecho extraño en relación con los efectos secundarios de este producto: alucinaciones.
Dimitrios Zonios, miembro del equipo, dice que estas alucinaciones son diferentes a las de los enfermos psiquiátricos o a las de consumidores de drogas, que se sienten aturdidos por sus visiones. En su lugar los enfermos con alucinaciones producidas por el variconazol están completamente lúcidos.
De acuerdo con Zonios, los afectados por los efectos secundarios no están confusos y comprenden perfectamente lo que está ocurriendo.
Asegura que un sujeto sometido al estudio informó haber visto un “wookie” – sí, uno de aquellos individuos melenudos de la Guerra de las Galaxias. Otros vieron objetos voladores, escenas de Montana y New York City u oyeron música. Comoquiera que los enfermos sabían que sus alucinaciones no eran reales, dice Zonios, en general no estaban preocupados y a menudo incluso se divertían.
El estudio también demostró que alrededor del doce por ciento de los enfermos experimentan este efecto secundario. Y como hasta ahora han tomado el antifúngico alrededor de trece millones de individuos se infiere que en los hospitales ha habido mucha más movida de la que los médicos han notado.

Probióticos y Escherichia coli

El tubo digestivo aloja más de la mitad de los setenta trillones de células del cuerpo humano. Los probióticos son microorganismos vivos que ayudan a mantener a todas esas células en un orden armonioso de acuerdo a bases regulares. Actualmente una nueva investigación demuestra que los probióticos también representan una gran promesa para el tratamiento de las infecciones gastrointestinales originadas por Escherichia coli y Salmonella.
E. coli O157H7 es una bacteria peligrosa, un patógeno transmitido por los alimentos que puede causar diarrea sanguinolenta e incluso fallo renal. Los nuevos tratamientos para E. coli incluyen el uso de bacterias probióticas. Una razón de ello es el impacto que los probióticos tienen sobre la toxina shiga. Las toxinas shiga son los venenos más potentes en el arsenal de E. coli. Pero se debilitan en presencia de probióticos.
Magdalena Kostrynska, investigadora en agricultura y alimentos de origen agrícola de Guelph, Ontario, dice que cuando se cultivan conjuntamente probioticos y E. coli  O157H7 se inhibe la producción de la toxina shiga 2.
El trabajo de Kostrynska está contribuyendo a aumentar  el conjunto de pruebas que apoyan la terapia probiótica.

Biología sintética

Puede que en el futuro los ordenadores no estén fabricados con componentes electrónicos sino con bacterias modificadas. El ingeniero Richard Kitney, de Imperial College, Londres, es un pionero en este campo emergente. Dice que a diferencia de los delicados y recargados dispositivos actuales, estas “maquinas vivientes” pueden sobrevivir en cualquier lugar donde exista vida.
Kitney afirma que los sensores de base biológica capaces de soportar altas presiones, niveles bajos de iluminación y otras fuerzas naturales pueden implantarse en el fondo del océano. Los sensores obtienen energía del medio ambiente que los rodea, lo que según Kitney sólo puede conseguirse si se utilizan dispositivos de base biológica.
Señala que el desafío actual es inventar piezas estandarizadas y fiables de estos dispositivos de modo que los ingenieros puedan cogerlas de la estantería cuando quieran fabricar algo. Los investigadores han ingeniado ya algunas partes de ordenador esenciales, insertando ADN modificado en células de E. coli.
Kitney dice que en un futuro muchas de estas células modificadas podrían unirse para fabricar calculadoras, ordenadores, dispositivos médicos e incluso coches y aviones ultra-eficaces.

Esponjas oceánicas

Se sabe que hay bacterias que viven en las esponjas de su fregadero pero las bacterias también viven dentro de las esponjas encontradas en el océano. Los científicos estiman que las bacterias representan más de la mitad del peso corporal de algunas esponjas marinas vivas.
En una sola especie de esponja pueden encontrase del orden de cincuenta tipos de bacterias. Y Detner Sipkema, profesor de la Universidad de California en Berkeley, señala que muchas de esas bacterias producen compuestos que podrían dar lugar a nuevos fármacos.
Sipkema afirma que químicos de productos naturales de todo el mundo han aislado compuestos de esponjas marinas con propiedades anticancerosas y antivirales.
Pero para obtener los compuestos producidos por las bacterias de las esponjas, los científicos tienen que salvar un obstáculo importante – cultivarlas en el laboratorio.
En general, afirma Sipkema, se estima que sólo alrededor del uno por ciento de las bacterias simbiontes encontradas en las esponjas pueden cultivarse, dejando un gran vacío del noventa y nueve por ciento.
Según Sipkema, su laboratorio puede cultivar actualmente alrededor de un diez por ciento.
El objetivo principal de su trabajo actual es cultivar el noventa por ciento que queda.

Direct download: MdlM73.mp3
Category:general -- posted at: 8:24am PST

MdlM72

A continuación: Bacterias que hibernan, el tracto gastrointestinal infantil como ecosistema microbiano, y parásitos y comunidades de plantas.

Bacterias que hibernan

Lo mismo que los osos buscan una cueva donde hibernarse, algunas bacterias pueden escapar de la muerte convirtiéndose en formas durmientes. Todd Steck, biólogo de la Universidad de Carolina Norte en Charlotte, afirma que esto podría explicar por qué las infecciones del tracto urinario, o ITU, tienen una tasa de recurrencia tan alta.

Steck dice que las ITU persistentes son un problema usual. Se calcula que el veinte y cinco por ciento de las mujeres que tienen una infección del tracto urinario padecerá otra en los seis meses siguientes.
   
Aunque los antibióticos deberían matar los microbios originales, la misma cepa puede producir muchas recurrencias. Esto es, mientras la mayoría de las células mueren, algunas, según Steck, pueden haber encontrado una manera de persistir. Entran en un estado biológico conocido como “viable pero no cultivable”.

El estado de célula viable no cultivable, comenta Steck, se produce en respuesta a los antibióticos. En dicha situación las bacterias no pueden ser detectadas utilizando técnicas de cultivo convencionales - pero aún siguen vivas.

Los síntomas pueden desaparecer durante meses o años pero las células en hibernación logran revivir y causan un nuevo episodio de la enfermedad. Para analizar esto Steck y sus colegas trataron las células de un Escherichia coli que causa ITU con dos antibióticos. Descubrieron que la mayoría morían pero que unas pocas células continuaban viables semanas después.

Todavía no está claro cómo se provoca el estado durmiente o la resucitación, y tampoco existe tratamiento aún. Pero Steck afirma que están aumentando los descubrimientos de bacterias infecciosas capaces de hibernar.

El tracto gastrointestinal infantil como ecosistema microbiano

El intestino humano está repleto de microorganismos. Millones de bacterias, virus y otros microbios, llamados arqueas, viven en nuestro intestino y nos ayudan a digerir los alimentos, sintetizan vitaminas que necesitamos para sobrevivir e incluso nos protegen de los microbios dañinos.

Pero Joanne Lasrado, investigador postdoctoral en la Universidad de Purdue, explica que el intestino de un bebé recién nacido es una tábula rasa – un ambiente totalmente estéril hasta que los primeros microbios pioneros logran entrar inmediatamente después del parto, o incluso durante el mismo.
Lasrado ha estudiado la presencia de diferentes tipos de microbios en el intestino de los bebés, justo después del nacimiento y más tarde. Ella dice que nadie ha investigado antes si en el intestino de los niños existen arqueas; pero sus estudios han demostrado que los pequeños, al igual que los adultos, sí las tienen. Las arqueas van y vienen, aparentemente al azar, y Lasrado opina que los niños las adquieren de su ambiente, a través de la leche materna, el alimento o en las guarderías. Teóricamente pueden venir de cualquier lugar.

Lasrado afirma que las bacterias y arqueas que viven en nuestros intestinos tienen un gran impacto en la salud humana; por ello el entendimiento de cómo se produce la primera colonización de los niños podría usarse para promover una mejor salud durante el resto de una vida.

Parásitos y comunidades de plantas
   
No se necesita ir muy lejos para encontrar un ecosistema que haya sido dominado por especies de plantas no nativas. Esas áreas parecen prosperar con vida vegetal pero en muchas localizaciones las plantas invasoras han eliminado las nativas y han disminuido la capacidad para albergar la vida silvestre del hábitat.

Bitty Roy, profesora de la Universidad de Oregón en Eugene, está trabajando para devolver las comunidades de plantas a su estado original en un humedal en Oregón, restaurando la flora nativa. Pero esto no es tan simple como plantar todo un campo con un sólo tipo de planta nativa.
   
Según Roy, uno de los mayores principios de la biología de las enfermedades es que cuando se ha reducido la diversidad y las altas densidades, es muy fácil que los parásitos se difundan.

En otras palabras, las enfermedades se dispersan de planta en planta fácilmente cuando sólo abundan unas pocas especies. En este caso, más es mejor.

Roy hace hincapié en que la diversidad de las plantas es muy importante, y que las comunidades más diversas sufren menos enfermedades.

Según ella, si usted esta plantando para restaurar una zona y tiene que decidir entre usar 10 ó 20 especies, utilice 20 porque tendrá menos enfermedades en su nueva comunidad.

Direct download: MdlM72.mp3
Category:general -- posted at: 8:30am PST

A continuación: el etanol y la intolerancia a la lactosa, el efecto de la sal y Helicobacter pylori, el MRSA en la frontera, y la bioaumentación del petróleo flotante.

El etanol y la intolerancia a la lactosa

Cuando una empresa fermenta una inmensa cantidad de maíz para fabricar etanol como combustible pueden producirse grandes pérdidas económicas a causa de un simple problema.

Ken Bischoff, microbiólogo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, afirma que cuando las bacterias del ácido láctico invaden un tanque de fermentación de maíz hay que solucionar el problema inmediatamente.

Según Bischoff, el proceso suele acarrear costosos cierres y procedimientos de limpieza. Por ello a varias plantas industriales les gustaría controlar la contaminación usando antibióticos.

Bischoff afirma que la penicilina y la virginiamicina, los antibióticos que más se emplean para librar los tanques de fermentación de las bacterias del ácido láctico, han provocado la selección de cepas resistentes y por ello ya no son tan potentes como antes.

Ha estudiado la eficacia de otro antibiótico llamado monensina. Nos cuenta que éste resulta activo contra las bacterias del ácido láctico y que incluso destruye las bacterias resistentes a la penicilina y a la virginiamicina. En el futuro, afirma, la monensina podría usarse para que la producción de etanol tuviera lugar sin riesgo de contaminación por las bacterias del ácido láctico, y sin pega de ningún tipo.

El efecto de la sal y Helicobacter pylori

Puede que la bacteria Helicobacter pylori no sea la más conocida pero es una de las más prevalentes en la población humana.

Han Gancz, un investigador postdoctoral de la Universidad de las Fuerzas Armadas de Ciencias de la Salud, asegura que aproximadamente el 50% de los individuos de todo el mundo tiene esta bacteria en su interior. Sin embargo la tasa de enfermedad es muy baja: un uno por ciento, aunque este porcentaje, en términos absolutos, es un número enorme pues se refiere al uno por ciento de la población mundial.

Gancs afirma que este desafortunado uno por ciento tiene un alto riesgo de úlceras y de cáncer gástrico. Y que esto puede estar relacionado con el consumo de una dieta rica en sal.


Según él, se produce un efecto sinérgico. Si usted toma una dieta rica en sal, y al mismo tiempo está infectado por H. pylori, tiene mayor probabilidad de padecer cáncer gástrico.

En el laboratorio, Gancz y sus colegas observaron que en esta bacteria se activan ciertos genes cuando se encuentra expuesta a grandes cantidades de sal. Los investigadores creen que esos genes pueden ser responsables de las enfermedades del estómago. Y ésa puede ser una razón más para no tomar esa bolsa extragrande de patatas fritas.

El MRSA en la frontera
   
El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, o MRSA, constituye una amenaza creciente en los Estados Unidos. El Director de la carrera de Farmacia en la Universidad de Texas en Austin, José Rivera, se preguntaba si el MRSA u otras enfermedades se intercambiaban a través de la frontera entre Estados Unidos y México.

Rivera nos cuenta que Staphylococcus aureus fue el que más le sorprendió en términos de la incidencia de la resistencia porque ésta era mucho más alta en El Paso, Texas, que en Juárez, México.

La tasa en El Paso era de un cuarenta y cuatro por ciento, frente a sólo el siete por ciento en Juárez. Ésos no eran los resultados que él esperaba puesto que creía que el fácil acceso a los antibióticos que existe en México haría que allí fueran mayores los porcentajes de resistencia. Pero ahora cree que la resistencia a los antibióticos puede ser menor en México porque los compuestos más potentes no se pueden adquirir con tanta facilidad como en los Estados Unidos. Rivera cree que este hallazgo preliminar ha despertado un gran interés pero que hay que investigar más para aclarar todas las cuestiones.

Subraya que se necesitan más datos epidemiológicos y del uso de los antibióticos para comprender el esquema total.

La bioaumentación del petróleo flotante
   
Salvaguardar la tierra de los derrames de petróleo mar adentro es una carrera contra reloj, similar a lo sucedido en el derrame Deepwater Horizon en el golfo de México. Una nueva herramienta, usando bacterias secuestradoras de hidrocarburos en combinación con compuestos químicos comunes, podría ayudar a que los equipos de limpieza consiguieran hacer un trabajo más rápido en los océanos, lagos y ríos.

Los derrames de petróleo tienen lugar casi semanalmente en las aguas abiertas de todo el mundo. Una moderna estrategia para empapar este desastre antropogénico es usar conjuntamente bacterias y compuestos químicos para dar dos golpes simultáneos que descompusieran el petróleo en elementos no perjudiciales.

David Elmendorf, profesor de la Universidad de Oklahoma, dice que la idea consiste en incluir juntos en una bolita biodegradable flotante un compuesto de fósforo y nitrógeno, del tipo usado en los fertilizantes del césped, y una bacteria degradadora de hidrocarburos.

El proceso, llamado bioaumentación, usa bolitas de nitrógeno-fósforo que actúan como revitalizante para las bacterias hambrientas de petróleo. Los microbios están en las bolitas. Cuando las bacterias se disuelven en el agua junto a los nutrientes químicos proliferan y transforman el petróleo crudo en dióxido de carbono, agua y biomasa celular inofensiva.

Funciona en el laboratorio. La siguiente etapa es probar la bioaumentación en la naturaleza.

Direct download: MdlM71.mp3
Category:general -- posted at: 2:17pm PST

A continuación: Las bacterias y la terapia para el Alzheimer, etnia y tuberculosis, los microbios y sus ambientes, y el estímulo de la respuesta inmune a los tumores.

Las bacterias y la terapia para el Alzheimer

Las bacterias producen de forma rutinaria amiloides, el mismo tipo de acumulación de proteínas fibrosas insolubles que en las células humanas puede conducir a enfermedades neurodegenerativas. Curiosamente las bacterias producen amiloides para su propia supervivencia y esta estrategia puede ofrecer un enfoque nuevo y sorprendente para el tratamiento del Alzheimer.

Los amiloides son fibras proteicas con formas anormales que se depositan dentro o fuera de una célula viva. Son signos indicadores de enfermedades tales como el Alzheimer o el Parkinson. La terapia actual contra el Alzheimer va dirigida a ralentizar la formación de las fibras. Pero puede ser que las fibras en sí no sean tanto la causa de la enfermedad como las toxinas que se producen cuando estas fibras se están formando.

Si esto es así, un nuevo estudio en la bacteria Escherichia coli, que produce amiloides para su propio beneficio, nos ofrece una nueva percepción del tema.

El microbiólogo de la Universidad de Michigan, Matthew Chapman, piensa que las bacterias nos están diciendo que no hay que ralentizar la formación de fibras sino, al contrario, acelerarla.

Su equipo descubrió que las bacterias controlan eficazmente la formación de fibras y producen rápidamente amiloides funcionales. Tan rápidamente que se saltan las etapas donde las potenciales toxinas se producen. Imitando el eficiente mecanismo de control de las bacterias, los científicos podrían diseñar compuestos terapéuticos que sean capaces de controlar la expansión de las fibras amiloides en humanos, así como de las toxinas destructivas a que dan lugar.

Etnia y tuberculosis
               
Incluso las enfermedades tienen familias. El bacilo de la tuberculosis, por ejemplo, se agrupa en familias, según el perfil que tiene su genoma. James Douglas es un profesor de la Universidad de Hawai. Ha rastreado los árboles genealógicos de estas familias con la esperanza de identificar cómo se transmite la tuberculosis dentro de un grupo de personas y entre grupos diferentes.                                                                      

Usando una gigante base de datos de ADN, Douglas y sus colaboradores encontraron algo extraño en tres familias diferentes del bacilo de la tuberculosis. Las cepas de las familias llamadas pekinesa, manileña y americana eran las únicas que se localizaban exclusivamente en una región geográfica- a saber, China, las Filipinas o los Estados Unidos. Y lo que sorprendió aún más a Douglas fue a quien afectaba la enfermedad.

Douglas dice que estas familias de la tuberculosis parecen estar asociadas a grupos étnicos. Según Douglas, no se sabe si esto es debido a una distribución geográfica o si es una verdadera distribución étnica. El plan consiste en seguir investigando en áreas donde las distintas cepas convivan para ver si afectan a grupos étnicos diferentes.
 
Douglas cree que, si este es el caso, los Estados Unidos tendrán que esforzarse en controlar la tuberculosis en otros países, no sólo aquí en casa, para proteger a sus propios ciudadanos, que son de diverso origen.

Los microbios y sus ambientes
                   
Los científicos están descubriendo ahora que los ecosistemas compuestos de microorganismos siguen muchas de las reglas de los ecosistemas poblados por formas de vida de mayor tamaño.

Shahid Naeem, profesora de la Universidad de Columbia, dice que si eliminamos especies de plantas o animales de ecosistemas tales como los bosques, las lagunas y las praderas, disminuye su salud. Un ecosistema con pocas especies de animales y plantas tiene menos capacidad para recuperarse después de un incendio, una inundación o cualquier otra alteración.

Según ella se han hecho estudios con microorganismos que también sugieren que esto es cierto. Si se pierde diversidad de microorganismos, dice Naeem, comienzan a ser menos previsibles las funciones que realizan en la naturaleza. Los microorganismos empiezan a actuar de forma perjudicial para la salud del ecosistema.

Como explica Naeem, las comunidades de microorganismos pueden parecer caóticas pero los científicos están comenzando a reconocer patrones en los ecosistemas microbianos, y la comprensión de estos patrones puede conducir a una mejor predicción de cómo los microorganismos que son importantes para la salud humana y la industria se comportarán.

El estímulo de la respuesta inmune a los tumores.
                   
Un nuevo estudio dice que las bacterias beneficiosas que viven en nuestro intestino juegan un papel importante en la depleción de los linfomas, un poderoso tratamiento contra el cáncer.
                                   
Para comenzar la depleción de un linfoma, en primer lugar los médicos extraen unas células inmunes, llamadas células T, a partir del tumor del paciente y las cultivan en el laboratorio. Una vez que se han producido un gran número de células, debilitan el sistema inmune del paciente y seguidamente introducen de nuevo las células en el cuerpo.
 
Nicholas Restifo, un director de investigación del Instituto Nacional del Cáncer, dice que los médicos conocían que el tratamiento funcionaba. Pero no sabían porqué. Para descubrirlo Restifo y su equipo debilitaron el sistema inmune de ratones y encontraron que se dañaba la mucosa de sus intestinos, lo que permitía que las bacterias intestinales pasaran a la sangre.
                                       
Restifo señala que estas bacterias son aliadas de nuestro organismo, ayudándonos a digerir el alimento para que sea metabolizado. Pero cuando estas bacterias entran en el torrente sanguíneo, el sistema inmune pasa a un estado de máxima alerta y activa las células T antitumorales.

Las bacterias estimulan el sistema inmune y, aunque ésta es una respuesta a una infección no relacionada, las nuevas células T implantadas atacan el tumor. Restifo espera que este hallazgo pueda ayudar a los investigadores a lanzar ataques aún más potentes contra el cáncer.

Direct download: MdlM70.mp3
Category:general -- posted at: 11:14am PST

A continuación: ARN regulador, descifrando la vitamina B12, la pérdida de biodiversidad, y la búsqueda de probióticos con habilidades de supervivencia especiales.

ARN regulador
Es de sobra conocido que el ADN es esencial para el funcionamiento de un organismo. Los genes presentes en el ADN codifican proteínas que llevan a cabo funciones importantes. Pero existe un protagonista menos conocido, el ARN regulador, que tiene un papel crítico por sí mismo.

Marcia Firmani, profesora de la Universidad de Wisconsin, nos explica que las pequeñas secuencias que constituyen el ARN entran en las bacterias y les ordenan que activen, desactiven o inhiban determinados genes de forma que factores específicos del organismo puedan funcionar o no.
         
Firmani descubrió un ARN regulador en la bacteria que causa la tuberculosis. Encontró que este pequeño ARN, de sólo treinta pares de bases de longitud, aumenta la supervivencia y el crecimiento del microorganismo. Ella asegura que conocer que esta secuencia de nucleótidos afecta al crecimiento de la bacteria podría facilitar el diseño de nuevos tratamientos contra la tuberculosis.

Dice que si alguien pudiera desarrollar un fármaco que entrara en la bacteria de la tuberculosis y atacara a esas treinta bases, en principio se podría detener el crecimiento del organismo.       

Tal tratamiento podría servir como una alternativa a los antibióticos actuales, que a menudo son ineficaces en vista de las resistencias que se han desarrollado ante ellos.

Descifrando la vitamina B12
               
Muchas vitaminas proveen a los seres humanos de nutrientes necesarios, pero ninguna es tan compleja químicamente como la vitamina B12, que es producida sólo por los microorganismos. Durante años los científicos han trabajado para dilucidar la ruta por la que diferentes bacterias sintetizan la B12. Pero hasta hace poco sólo se comprendían veintinueve de los treinta pasos de esa ruta.
                                                                          
Un equipo dirigido por el profesor de biología Graham Walter, del Instituto de Tecnología de Massachussets, encontró la pieza final del puzzle de forma casi accidental. Los investigadores se dieron cuenta de que un microbio mutante del suelo que estaban estudiando no podía producir esta vitamina. Unos cuantos experimentos más revelaron que al mutante le faltaba una proteína que tiene un papel crítico en su síntesis.

Todavía no está claro el porqué una bacteria del suelo tendría que llevar a cabo un proceso tan complejo para producir vitamina B12 – un nutriente que las bacterias no necesitan para sobrevivir.
                                                                             
Ahora Walter espera encontrar cuál es la presión evolutiva que hace que sigan portando este gran número de genes cuando podrían existir sin ellos.

La pérdida de biodiversidad
                   
Los humanos han tenido un impacto innegable en la naturaleza. Mediante la explotación del suelo y la introducción de especies no nativas de animales y plantas, han eliminado las más vulnerables y han disminuido la biodiversidad en muchas partes del mundo. Ahora los científicos piensan que estas pérdidas de biodiversidad pueden ser peligrosas para nuestra salud.
   
Richard Ostfeld, un científico senior del Instituto para estudios de ecosistemas en Millbrook, New York, dice que algunos animales pueden transmitir enfermedades a los humanos.

Las zoonosis, también conocidas como enfermedades zoonóticas, son enfermedades propias de animales salvajes, en las cuales el patógeno circula entre la población animal y en un momento dado se transmite a la gente, causando la enfermedad.

Las especies animales adaptadas a los ambientes que han sufrido el impacto humano también transmiten zoonosis devastadoras. El ratón de patas blancas, por ejemplo, prospera entre la gente pero es portador de la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. Ostfeld dice que limitar el desarrollo en zonas agrestes y disminuir la expansión de especies no nativas puede ayudar a prevenir pérdidas de biodiversidad que podrían traer más enfermedades zoonóticas hasta el umbral de nuestros hogares.

La búsqueda de probióticos con habilidades de supervivencia especiales.
           
Los probióticos son noticia a medida que más estudios revelan su eficacia en el tratamiento de desórdenes gastrointestinales y de los efectos colaterales de la terapia antibiótica. Los probióticos son bacterias beneficiosas, como las que se encuentran en el yogurt, que ayudan al crecimiento de una microbiota intestinal saludable. Sin embargo, antes de que puedan colonizar el tracto gastrointestinal, los probióticos tienen que sobrevivir en las duras condiciones ambientales del estómago. Por ello, se mantiene la búsqueda de probióticos que tengan habilidades de supervivencia únicas.

Nuestros intestinos están colonizados por miles de millones de bacterias que ayudan en los procesos de digestión. Los patógenos invasores pueden destruir estas bacterias beneficiosas. Pero un agente probiótico, Lactobacillus plantarum, ha demostrado que posee competencia para cumplir el trabajo.

Sin embargo, Kingsley Anukan, investigador del Centro para la Investigación y Desarrollo de Probióticos en Londres, Ontario, advierte que Lactobacillus plantarum no es una panacea. Cada malestar concreto necesita un probiótico diferente.

Anukan dice que no se puede usar una sola bacteria o un solo probiótico en todos los tratamientos. La mayoría tienen propiedades específicas y el objetivo es descubrir cuáles son las propiedades concretas que pueden aportar beneficios diferentes para el hospedador.

Direct download: MdlM69.mp3
Category:general -- posted at: 5:52am PST

A continuación: Poinsettias; vacunas contra la gripe y el asma; rabia canina; y bacterias burbujeantes.

Poinsettias
                   
Las poinsettias son plantas muy queridas de las navidades debido a que sus brácteas, que parecen pétalos, se vuelven de un rojo rubí justo a tiempo para las fiestas de diciembre. Sin embargo mucho de lo que admiramos en las poinsettias navideñas se debe a los síntomas de una enfermedad.  
   
Durante años los jardineros han ido seleccionando las variedades de poinsettia más pequeñas y tupidas porque las poinsettias silvestres no son como nuestra típica planta de interior. 

El Dr. Ing-Ming Lee, patólogo de plantas del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, dice que la poinsettia es una planta tropical capaz de crecer hasta una altura de 1,80 metros o más.

Lee ha identificado una bacteria que encontró en todas las variedades pequeñas y tupidas de la planta.

Este investigador cree que esa bacteria es la responsable del pequeño tamaño de la poinsettia.
               

Al interrumpir el ciclo hormonal de la planta, el microbio impide su crecimiento. Por tanto, técnicamente, el enanismo de la planta es un síntoma de la enfermedad; pero, esta vez, tenemos un patógeno al que podemos apreciar.

Vacunas contra la gripe y el asma
               
Las épocas de gripe resultan especialmente penosas para los niños con asma, pero existen nuevas pruebas de que la vacuna de la gripe puede ayudarles a pasar el invierno de forma más saludable.

La pediatra Susanna Esposito, de la Universidad de Milán en Italia, ha estudiado cerca de trescientos niños con asma. A la mitad de ellos les puso la vacuna y a la otra mitad un placebo. A continuación realizó su seguimiento durante el invierno, junto con un grupo numeroso de niños sanos que no habían sido vacunados. 

El resultado fue que los niños asmáticos que habían recibido la vacuna de la gripe tuvieron menos ataques de asma y menos infecciones de las vías respiratorias que los niños asmáticos no vacunados. De hecho, los niños con asma vacunados estuvieron casi tan sanos como los niños que no padecían asma. La conclusión de Esposito es que todos los niños asmáticos tendrían que vacunarse de la gripe, incluso aquellos cuya enfermedad asmática esté controlada.
                       
Algunos estudios demuestran que menos del cuarenta por ciento de niños con asma son vacunados contra la gripe, aunque esté recomendado por los expertos. Esposito espera que otros estudios como los suyos contribuyan a convencer a los médicos y a los padres del beneficio de la vacunación.

Rabia canina

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, el país está libre de rabia canina. Sin embargo, Charles Rupprecht, jefe del programa contra la rabia del citado centro, recomienda no suprimir todavía la vacunación.
                   
En palabras de Rupprecht, decir que el país está libre de rabia canina no significa que no existan perros rabiosos porque sí los hay. Además, aunque no tuviéramos el virus de la rabia canina aún existe la rabia en los animales salvajes, y no queremos que la gente tenga la falsa idea de que no la hay. 

La rabia canina es sólo una variedad del virus y los perros pueden infectarse con otros tipos de rabia de animales tales como las mofetas o los murciélagos, y después pasarla a los humanos.

La rabia canina se eliminó en la década de los setenta, pero una nueva variedad —que se puede transmitir entre los perros— apareció en los coyotes en Texas en la década de los ochenta. Ese virus fue eliminado finalmente mediante un programa de vacunación oral.

Rupprecht cree que podrían aparecer nuevas variedades, o bien que perros con rabia, procedentes de otros lugares del mundo pudieran entrar en el país, de manera que es preciso permanecer atentos y vacunar.

Este investigador destaca que los perros son el más importante reservorio responsable de la mayoría de las muertes por rabia que se producen en los humanos en nuestro planeta.

Se estima en cincuenta y cinco mil el número de personas que mueren anualmente en todo el mundo por esta enfermedad.

Bacterias burbujeantes
                   
El burbujeo característico de los vinos espumosos se produce dentro de la botella durante una segunda fermentación, después de que se haya añadido levadura y azúcar al vino de base. Se necesitan meses para que las levaduras consigan esa magia burbujeante. Pero no trabajan solas. Otros “maestros burbujeadores” colaboran en ello.

Unos investigadores españoles han descubierto que las levaduras no son los únicos microbios que participan en la segunda fermentación de los vinos espumosos. Nuria Rius, microbióloga de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, afirma que durante la segunda fermentación intervienen muchas bacterias y también hongos.

Nadie añade esos microbios. Pueden estar presentes en el vino inicial, o en la madera de las barricas. Cualquiera que sea el origen, estos microorganismos proliferan en el corcho de las botellas, especialmente en los vinos de largas añadas, después de finalizada la segunda fermentación.

No se sabe exactamente quiénes son ni qué es lo que hacen, pero los investigadores creen que estos microbios desconocidos pueden influir sobre el aroma y el sabor, así como en el tamaño de las burbujas y en la persistencia del burbujeo en los vinos espumosos de calidad. 

¿Se lo imaginan? Bacterias que influyen positivamente en la calidad de los vinos.

Direct download: MdlM68.mp3
Category:general -- posted at: 10:19am PST

A continuación: Gansos canadienses y Escherichia coli; parásitos de plantas y cambio climático; fármacos en el agua potable.

Gansos canadienses y Escherichia coli

La profesora de Biología June Middleton quería que sus estudiantes de la Universidad Fairleigh Dickinson hicieran algún trabajo de campo. Por ello, fue a una balsa cercana y recogió algunas muestras de agua para hacer pruebas sencillas.

Middleton nos dice que al analizar el agua vieron que los niveles de microorganismos coliformes fecales eran muy elevados. Como pensaba realizar ensayos de resistencia a antibióticos la semana siguiente, hizo que los estudiantes probaran algunos de los microorganismos aislados. Su sorpresa fue mayúscula al observar el alto nivel de resistencia de dichos microorganismos.

Este descubrimiento sorprendente incitó a Middleton a realizar pruebas más amplias. Junto con sus estudiantes, recogió excrementos de gansos migratorios durante varios años y los analizó para comprobar la resistencia a antibióticos de las bacterias halladas en ellos. A lo largo tiempo, descubrieron que cada vez más y más gansos eran portadores de cepas de la bacteria E. coli resistentes a un amplio conjunto de antibióticos

Middleton dice que no es que E. coli sea un microorganismo patógeno por sí mismo (no muestra determinantes patógenos, especialmente virulentos). Pero, apunta que la resistencia a los antibióticos se transmite fácilmente a otros organismos más patógenos con contacto directo con la gente, lo cual es un problema potencial real.
 
Para curarse en salud, Middleton aconseja evitar el contacto con los gansos y sus excrementos.

Parásitos de plantas y cambio climático

Los expertos piensan que los efectos del cambio climático serán evidentes a muchos niveles. Incluso los microbios pueden sentir el aguijón de ese cambio. Bitty Roy, profesora de la Universidad de Oregón en Eugene, está investigando la recuperación de comunidades de plantas autóctonas después de que éstas hayan sido invadidas por plantas exóticas.

Roy quería averiguar el efecto del aumento de la temperatura sobre las enfermedades de las plantas en las comunidades autóctonas. El razonamiento de Roy y otros científicos es que los climas más cálidos producirían patógenos de plantas más vigorosos, dado que con frecuencia los microbios ven limitado su crecimiento por las bajas temperaturas y pueden crecer y se reproducen más rápidamente durante el tiempo cálido. Pero en los estudios que ha hecho Roy en diversos lugares de Alaska ha encontrado algo sorprendente: a veces las temperaturas más cálidas y la sequía confieren a las plantas mayor resistencia a los microorganismos patógenos.
   
En palabras de Roy, la cuestión de fondo es que cada organismo es diferente y no se sabe mucho sobre la forma en que cualquiera de ellos reaccionará al cambio climático.

Según esta investigadora, las interacciones entre los microorganismos patógenos y las plantas que atacan son complejas y la ciencia todavía no puede predecir que patógenos prosperarán o fracasarán en respuesta al cambio de temperatura.

Fármacos en el agua potable

¿Está alguien poniendo fármacos en el agua de bebida? Sí. Y ese alguien somos usted y yo. Las medicinas, y otros fármacos que se pueden vender sin receta, pasan por nuestros cuerpos y van a parar a las depuradoras de aguas residuales. Esos compuestos pueden dañar las bacterias vitales para los procesos del tratamiento de los residuos y liberarse al medio ambiente.

Los antiespasmódicos, los reguladores de lípidos y los antiinflamatorios son medicamentos que se encuentran en cualquier farmacia. Pero también se hallan en los sistemas acuáticos de los que puede provenir el agua que bebemos.

Los microbios tienen una función crucial en el tratamiento biológico de las aguas residuales. Por ello, Claudia Gunsch, profesora de la Duke University, comprobó los efectos de cuatro fármacos comunes en los ecosistemas microbianos de las plantas depuradoras.

Gunsch afirma que la presencia de estos compuestos inhibía el crecimiento microbiano, lo cual tiene sentido porque tienen el mismo efecto en los seres humanos.

Sin embargo algunas bacterias prosperaban en presencia de los compuestos químicos. El impacto global sobre los ecosistemas y sobre la salud pública no está claro. Pero la idea de que las aguas de consumo público están contaminadas por fármacos es como mínimo para inquietarse. Se harán más pruebas dentro de poco.

Direct download: MdlM67.mp3
Category:general -- posted at: 8:20am PST

MdlM66 (6.5 min.)

A continuación: contaminación bacteriana de los jabones de mano líquidos, vigilancia de la gripe, un asesino de ovejas, y la electricidad estática y las bacterias transportadas por el aire.

Contaminación bacteriana de los jabones de mano líquidos

¿Lavarse las manos hace que estén más limpias? La respuesta puede depender del jabón.

Investigadores de la Universidad de Arizona probaron el jabón líquido de ciento treinta dispensadores recargables, situados en los aseos de grandes almacenes, restaurantes y otros lugares públicos.

Encontraron que alrededor del veinte por ciento de las muestras estaban contaminadas con más de quinientas bacterias por mililitro. Muchas de las muestras contenían bacterias coliformes, unos indicadores de contaminación fecal.   

La investigadora Marisa Chattman dice que la contaminación se debe a la degradación de los conservantes. Sin conservantes el jabón líquido es un medio estupendo para las bacterias.

Las bacterias se introducen en los dispensadores cuando se rellenan y sin conservantes, crecen sin control. Los contenedores precintados no recargables no tienen ese problema, dice Chattman.                                           
Sabiendo esto ¿se lava Chattman las manos en los aseos públicos?

Sí, afirma ella, pero sólo porque calcula que la mayoría de las bacterias encontradas en las muestras son sólo patógenos oportunistas. Chattman dice que para un individuo sano estas bacterias no son un problema en realidad.

Vigilancia de la gripe

Hacer un seguimiento de la gripe es un trabajo anual de los funcionarios de salud pública en los Estados Unidos y en Canadá. En la British Columbia un estudio muestra como un pico en las ventas de productos farmacéuticos contra el resfriado sin receta es una advertencia temprana de que la gripe está en el ambiente. Ello permite a los funcionarios públicos llevar una ventaja inicial en el control de un brote de la infección.

Cada temporada de gripe supone nuevos desafíos para los funcionarios de salud pública. En Canadá la vigilancia de la gripe depende de los informes de los médicos y de los laboratorios. Pero las ventas en la farmacia de medicamentos sin receta médica para la tos y el resfriado están demostrando ser un aviso importante de que la población en general se siente indispuesta.

Fawziah Marra, profesor de Ciencias Farmacéuticas en Universidad de la British Columbia en Vancouver, Canadá, dice que las ventas de productos farmacéuticos sin receta comienzan a subir de una a tres semanas antes de que empiecen a llegar los informes de los médicos.

Señala que las ventas de medicamentos sin receta son un complemento ideal a los sistemas de vigilancia de los médicos y los laboratorios que miden la salud pública. Ya sea en un pequeño brote o en una pandemia, cuanto de más datos dispongan los científicos, más rápido y mejor pueden responder y proteger al público.

Un asesino de ovejas

Los científicos dicen que la reciente avalancha de abortos ovinos en los Estados Unidos se debe a un solo microbio resistente a los antibióticos.

Las cepas de Campylobacter han sido una importante causa de abortos en las ovejas de todo el mundo. El impacto económico puede ser alto en los países donde la cría de ovejas es un negocio importante.

Para encontrar a los culpables de esta crisis, un equipo dirigido por microbiólogos de la Universidad Estatal de Iowa, Orhan Sahin y Zhang Qijing, ha aislado microbios de sesenta y un fetos de ovejas diferentes en Iowa, Idaho y Dakota del Sur.   

Para identificar los microbios, el equipo utilizó una técnica de finger-print llamada electroforesis de campo pulsado. Zhang dice que lo que encontraron fue sorprendente. Todos los fetos contenían sólo una cepa y fue una nueva cepa de la común Campylobacter jejuni.   
Afirma que esto significa que una sola bacteria está causando todo el daño.

Sahin señala que con un solo culpable, los investigadores pueden tratar de desarrollar una vacuna. Sin embargo, esta variedad es resistente a la penicilina y las tetraciclinas, y éstos son los únicos fármacos que actualmente están aprobados para el tratamiento de las ovejas.

Ya que Campylobacter puede infectar igualmente al ganado vacuno, encontrar una vacuna sería también importante para otros ganaderos.

La electricidad estática y las bacterias transportadas por el aire

Cualquiera que haya recibido una descarga al tocar un picaporte sabe que los objetos ordinarios pueden tener electricidad estática. Unos estudios realizados en hospitales han sugerido que las cargas estáticas de las superficies logran atraer las bacterias transportadas por el aire. Si estas bacterias son atraídas hacia un paciente, pueden provocarle una infección.

El estudiante de posgrado Brian Smith, de la Universidad de Washington, descubrió que tipos de bacterias proliferaban con mayor probabilidad en una placa Petri si su superficie estaba cargada.

A continuación Smith trató de disminuir la acumulación de bacterias liberando partículas con carga negativa al aire. Ello provocó que se depositaran en las placas de laboratorio cargadas negativamente menos bacterias. Smith dice que esto podría ser una solución al problema de la electricidad estática.

Según él, si se pudiera encontrar una manera de reducir la acumulación de electricidad estática en los objetos aislantes dentro del ambiente hospitalario, se eliminarían las interacciones que tienen lugar entre los campos eléctricos que pueden crearse en torno a un paciente, y que por lo tanto atraen a las bacterias que podrían enfermarlos aún más.                                                

Smith opina que los hospitales se beneficiarían si llevaran a cabo más investigaciones para tratar de reducir tanto el número total de partículas cargadas en el aire, como la acumulación sobre las superficies de bacterias transportadas por el aire.

Direct download: MdlM66_1.mp3
Category:general -- posted at: 1:39pm PST

A continuación: enverdecimiento de los cítricos; calentamiento global y microbios del suelo antártico; revestimiento de antibióticos; y una planta, un hongo y un virus.

Enverdecimiento de los cítricos

Olvídese de los huracanes y las heladas, los productores de cítricos de Florida están luchando contra un nuevo enemigo — una enfermedad llamada enverdecimiento de los cítricos. Dicha enfermedad está causada por la bacteria Candidatus Liberibacter asiaticus, que se propaga de árbol en árbol por medio de un insecto — el psílido asiático del cítrico. El microbio ataca el sistema vascular de los árboles y acaba matándolos.
                 
Michael Rogers, profesor de entomología en el centro de investigación y educación de cítricos de la Universidad de Florida, dice que cuando la fruta de los árboles afectados por el enverdecimiento empieza a madurar, su base permanece verde mientras la parte superior madura hasta el color habitual. Esto hace que la fruta no se pueda usar y/o sea incomible. Tampoco se puede utilizar para zumo, ya que éste será amargo o simplemente sabrá muy mal.

La enfermedad se ha extendido a todas las principales regiones de cultivo en el estado de Florida desde que se detectó por primera vez en 2005.

Los científicos están trabajando en nuevas formas de detener la enfermedad, pero por ahora lo mejor que los agricultores pueden hacer es tratar de controlar el insecto vector, y cortar los árboles infectados para evitar que el enverdecimiento de los cítricos se propague.

Calentamiento global y microbios del suelo antártico

Nadie está muy seguro de lo que sucederá a medida que la Tierra se vuelva más caliente, pero los científicos están observando los polos para vislumbrar el futuro. El investigador George Kowalchuk, del Instituto Holandés de Ecología, dice que la Antártica representa un lugar ideal para estudiar el calentamiento global.

Hay varias razones por las que Kowalchuk está interesado en investigar la Antártica. Además de su fascinante clima y ecosistema, la Antártica posee medio ambientes sencillos en comparación con los templados que encontramos en Europa, Estados Unidos y Canadá.

Kowalchuk utilizó herramientas moleculares de alta tecnología para observar cómo los microbios del suelo antártico están respondiendo al aumento de temperatura. Observó que si bien los microbios podían adaptarse a cambios de unos pocos grados, la diversidad microbiana disminuía conforme se acercaba al Polo Sur. También se veían afectados importantes procesos de los ciclos de los nutrientes cuando las condiciones del clima se hacían más variables.

Kowalchuk dice que a medida que progrese el calentamiento global, estos cambios podrían conducir a un salto cuántico en la composición de los microbios y otras especies de los polos.

Revestimiento de antibióticos

Casi dos millones de personas contraen infecciones en los hospitales cada año, muriendo más de noventa mil. En muchos casos las bacterias perjudiciales se han instalado en los cuerpos de los pacientes al adherirse a los instrumentos quirúrgicos o a los implantes. Pero ahora un equipo de la Universidad de Mississippi del Sur puede haber descubierto cómo detener a estos invitados no deseados.                                       

Según el jefe del equipo, Marek Urban, la idea es recubrir con antibióticos las superficies, cualquier tipo de superficies, incluyendo los implantes y los catéteres, y así dichos antibióticos matarían simplemente a las bacterias antes de que pudieran crecer.

Urban nos explica que adhieren los antibióticos usando diminutas moléculas que funcionan como cuerdas, atadas a los dispositivos médicos por un extremo y al medicamento por el otro. Estas estructuras frustran la estrategia de la bacteria para recubrir el dispositivo con una peligrosa película.
                               
El objetivo, según él, es conseguir altas concentraciones del antibiótico en la superficie, de modo que cuando la bacteria aterriza en ella muere en el acto.

El equipo de Urban ha demostrado que este método funciona con la penicilina, y, según él, en un futuro próximo se harán pruebas con otros antibióticos.

Una planta, un hongo y un virus

En muchas zonas del parque de Yellowstone el suelo se calienta desde abajo por su famosa actividad geotérmica. Pero existen pocas plantas que puedan soportar este calor abrasador.

Los científicos estudiaron el panic grass (Dichanthelium lanigunosum) una hierba capaz de crecer en los alrededores de las fuentes termales, que puede tolerar temperaturas del suelo de 115 grados Fahrenheit (46,5 grados Celsius) o superiores, para descubrir cómo la planta combate el calor. Así hallaron que sus raíces son hospedadoras de una especie particular de hongo que ayuda a la planta sobrevivir en el suelo caliente. Algunos científicos piensan que el hongo podría disipar el calor o hacer que la planta produzca las proteínas que necesita para protegerse.

Pero Marilyn Roossinck, profesora de la Fundación Samuel Roberts Noble en Ardmore, Oklahoma, dice que el hongo no es el único microbio que está presente en este sitio tan caliente.

Descubrió que también había un virus involucrado, lo que significa que el hongo está infectado por un virus.

Roossinck dice que si el hongo es curado del virus, dejará de conferir la tolerancia térmica a la planta. En efecto, se necesita el virus, el hongo y la planta. Se requiere cada componente para que exista tolerancia térmica.

Dado que el cambio climático continúa afectando el planeta y creando nuevos ambientes extremos, Roossinck dice que es importante el averiguar cómo las plantas y los microbios toleran los suelos calientes del Yellowstone Park.

Direct download: MdlM65.mp3
Category:general -- posted at: 8:18pm PST